Toxoplasmosis y embarazo ¿Qué tenemos que hacer con los alimentos?

Toxoplasmosis y embarazo ¿Qué tenemos que hacer con los alimentos?

No comas carne cruda, lava bien frutas y verduras… ¿Te suena? Infectarse de toxoplasmosis durante el embarazo es peligroso ya que puede provocar problemas en el bebé, llegando incluso a su muerte, y es especialmente peligroso en personas con enfermedades que reducen sus defensas. Puedes contraer toxoplasmosis por comer carne infectada, frutas y verduras contaminadas por el parásito o estar en contacto con heces de gatos ya que son portadores. Debes tener en cuenta hábitos básicos como lavarse bien las manos antes y después de manipular alimentos, además de lavarlos bien antes de comerlos, comer carne que esté bien hecha y evitar embutidos como chorizo o jamón serrano.     ¿Qué ocurre con el parásito y qué podemos hacer con los alimentos? Este “bichito” (toxoplasma gondii) muere a altas temperaturas de cocción, así que si te mueres de antojo por chorizo pásalo bien por la sartén antes de hincarle el diente. El parásito por término general tampoco soporta temperaturas de -20º por lo que congelar los alimentos antes de consumirlos es otra buena solución para ayudar a prevenir el contagio.      Síntomas Los síntomas son relativamente parecidos a una gripe, dolor muscular, dolor de garganta, cansancio e incluso fiebre.     Conclusiones y consejos Se calcula que aproximadamente solo un 15% de mujeres en edad fértil son inmunes, pero por suerte son pocas las que lo contraen durante el embarazo y no todas lo transmiten a sus bebés. La posibilidad de transmitírselo aumenta a medida que tu embarazo avanza, sin embargo es más grave si el feto se infecta durante el primer trimestre del embarazo ya que el parásito invade las células,...