¿Qué relación tiene la alimentación con el sueño?

¿Qué relación tiene la alimentación con el sueño?

Dormir bien es fundamental para la salud y el desarrollo muscular, ¿Alguna vez te has parado a pensar cuanto tiempo pasamos durmiendo? A una media de 8 horas diarias tenemos 2920 al año y 14.600 solamente en 5 años. Sin un correcto descanso es imposible lograr unos progresos. Existen diferentes tipos de trastornos, no todos son iguales. Insomnio: dificultad para dormirse o permanecer dormido. Somnolencia diurna: dificultad para permanecer despierto durante el día. Ritmo irregular: dificultad para llevar un sueño con regularidad. Comportamientos esporádicos: conductas, espasmos o movimientos que interrumpen el sueño. Tenemos numerosos factores que pueden contribuir a que descansemos mal, estados nerviosos o ruidos pero también las deficiencias de vitaminas y minerales MELATONINA: La melatonina incide sobre los ritmos circadianos. Además es antioxidante y ayuda a eliminar radicales libres. La glándula que produce la melatonina comienza su producción por la noche, de ahí la importancia de un sueño reparador. Estudios científicos han demostrado que un buen nivel de melatonina ayuda a conciliar el sueño más rápido y que este sea menos inquieto. MAGNESIO: Una deficiencia en magnesio puede causar insomnio, vigila que lo absorbas correctamente a mayor edad peor capacidad para absorberlo, si tienes diabetes ya que lo perderás en mayor medida mediante la orina, o si tienes unos riñones no demasiado efectivos ya que contribuyen a la pérdida excesiva mediante la orina. Asegúrate de comer, espinacas, acelgas, nueces o aguacates. POTASIO: Puede provocar problemas para permanecer dormido toda la noche, regula la tensión y trabaja junto con el magnesio para mejorar el sueño entre otras cosas. Tener la tensión alta, calambres o fatiga puede ser un indicador...