Edad cronológica y Edad biológica

Edad cronológica y Edad biológica

Diferencias entre la edad biológica y la edad cronológica Es importante establecer las diferencias entre la edad biológica y la edad cronológica, debido a que estas, definen parte importante de quiénes somos y cómo funciona nuestro cuerpo. Muchos pueden pensar, que la edad cronológica, que se refiere al tiempo que ha pasado desde que nacimos, es el único factor importante para determinar el desgaste de nuestro cuerpo, pero esto no es necesariamente así. Esta edad, viene acompañada de la edad biológica, que nos da una referencia de cuántos años tienen nuestros tejidos, músculos y huesos y es ésta, la que nos dice como tal, que nuestro cuerpo está envejeciendo. La funcionalidad de nuestro organismo, viene dada entonces, a la edad biológica. Los factores que la definen, son alrededor de un 25%, genético y un 75%, afectado por elementos externos como: la alimentación, el estrés, la contaminación, nuestros hábitos, entre otros. Para saber la edad biológica de una persona, se miden varios ítems: Función cardiovascular Composición corporal Hábitos o estilo de vida La oxidación celular El funcionamiento metabólico, etc. Por lo tanto para no envejecer tan rápido, es necesario tener un estilo de vida tranquilo y no exponer al cuerpo a situaciones que lo hagan debilitarse y no cumplir el ciclo que deben porque nosotros mismos, cortamos el tiempo con nuestra forma de llevar la vida, en el día a día. Muchas personas, no son conscientes con respecto a las diferencias entre la edad biológica y la edad cronológica. Es por ello que vemos, como por ejemplo algunas estrellas de cine, aquellos que pertenecen a la industria del espectáculo o deportistas...
6 Claves para cuidar la piel mediante la alimentación

6 Claves para cuidar la piel mediante la alimentación

De aquí a la llegada del verano toca cuidar especialmente nuestra piel para el sufrimiento que le espera con el sol, agua y aire libre que se aproxima. Hoy te cuento las 6 claves para cuidar la piel que no pueden faltar en tu alimentación. Muchos son los nutrientes que ayudar a mantener la piel en óptimo estado, algunos conocidos y otros no tanto. 1- Agua Nos ayuda a tener una piel más hidratada y elástica, menos seca, con mejor circulación. No solo es una bebida que refresca sino imprescindible para el correcto funcionamiento del organismo, para regular la temperatura corporal y reponer lo que perdemos a través de la sudoración. 2- Antioxidantes  Como Vitamina A, C y E que contribuyen a la síntesis de colágeno y mantener la tersura de la piel al reducir el efecto de los radicales libres que provocan envejecimiento.  Por otro lado contribuyen a adquirir mejor y mantener la piel bronceada reduciendo el riesgo para la salud. Presentes en frutas y verduras frescas, especialmente repollo, pimientos, brócoli, naranjas, fresas y limón. 3- Ácidos grasos Como Omega 3 y 6, que encontramos en frutos secos, aceite de oliva, semillas de chia, sardinas, atún, salmón o aguacate, reducen las posibilidades de sufrir daño celular. 4- Betacarotenos Muy abundantes en acelgas, espinacas y brócoli especialmente, pero predomina en todos los vegetales verdes además de la zanahoria, sandía, tomate o calabaza. 5- Helados ¿Qué ocurre con los helados? Debes decantarte por las opciones menos calóricas y que tengan interés nutricional como un granizado con hielo picado y zumo de fruta o un helado casero con yogurt 6- Por último no puedes olvidar completar una...