Todo lo que debes saber sobre el suelo pélvico

Todo lo que debes saber sobre el suelo pélvico

El suelo pélvico constituye un componente sumamente importante del cuerpo humano, en especial para la mujer, pues mantenerlo fuerte y tonificado contribuye al bienestar integral. En muchos casos se descuida esta área de la salud femenina, por desconocimiento de las consecuencias derivadas de su debilitamiento, afectando nocivamente la calidad de vida. ¿QUÉ ES EL SUELO PÉLVICO? El suelo pélvico es una estructura de músculos y tejidos conectivos (ligamentos, arcos tendinosos)  que se localiza en la parte inferior de la cavidad abdominal, dando anclaje y soporte a los órganos contenidos en la pelvis. La pelvis contiene órganos pertenecientes al sistema urinario, vejiga y uretra; sistema genital, útero y vagina; sistema digestivo, recto y ano. Tales órganos están íntimamente relacionados con la musculatura del suelo pélvico, el cual contribuye a su normal funcionamiento, conformando no sólo un soporte estático sino también participando en la continencia urinaria y fecal. MUSCULATURA DEL SUELO PÉLVICO La musculatura del suelo pélvico se corresponde con un grupo de músculos estriados de control voluntario, cuyo soporte hace la curvatura  similar a una hamaca. Su componente principal es el músculo elevador del ano, el cual abarca la mayor parte de la pelvis. Otro músculo del suelo pélvico es el coccígeo, que en conjunto con el elevador del ano conforman el diafragma pélvico. También existe otro grupo muscular, superficial al elevador del ano, que conforma el denominado diafragma urogenital. El músculo elevador del ano es un componente que en reposo presenta forma de  “embudo” y al contraerse queda horizontal, elevando la unión anorrectal,  dificultando así el paso de las heces desde el recto hasta el ano; finalmente se relaja...
Lipedema, qué es, síntomas y tratamiento

Lipedema, qué es, síntomas y tratamiento

LIPEDEMA El  lipedema comienza como un problema estético de acumulación de grasa en la parte inferior del cuerpo, a pesar de que los pies mantengan su tamaño normal, y que con el tiempo puede causar dolor y otras molestias, incluyendo la inmovilidad. Esta afección no debe confundirse con la linfedema, en la cual los pacientes tienen una disfunción del sistema linfático que los hace más vulnerables a infecciones o celulitis, mientras que los pacientes con lipedema presentan una función linfática normal. ¿QUÉ ES? El lipedema (o lipoedema) es una afección que consiste en la acumulación excesiva o de forma irregular de células grasas en la parte inferior del cuerpo; principalmente se presenta en las mujeres. El lipedema suele afectar las nalgas, los muslos, las pantorrillas y rodillas. Aunque menos frecuente, también puede afectar a la parte superior de los brazos, pero no las manos ni los pies. Es importante destacar que algunas personas con lipedema pueden también padecer enfermedades venosas, que podrían complicar el tratamiento requerido y el estado de las zonas afectadas. Afortunadamente con el tratamiento adecuado, es posible controlar con éxito los síntomas presentados por el paciente en el transcurrir del tiempo. ¿EN QUÉ CONSISTE? Es desconocida la causa exacta del lipedema, pero debido a que la enfermedad afecta casi exclusivamente a las mujeres, se sospecha que las hormonas femeninas desempeñan un papel crucial. El lipedema suele empezar o empeorar durante la pubertad, un embarazo, la menopausia, o después de una operación ginecológica. Asimismo, debido a que muchas pacientes de lipedema tienen familiares que la padecen, se sospecha que los genes también estén implicados. La obesidad ha...
Porcentaje de grasa en mujeres

Porcentaje de grasa en mujeres

¡¡¡OLVIDA EL PESO!!! Deja a un lado la obsesión con la báscula y si has subido o bajado 300gr, ni el peso, ni el IMC. Dos personas pueden pesar lo mismo y verse totalmente diferente. El porcentaje de grasa corporal es el valor que realmente te debe preocupar. Un exceso de grasa en nuestro organismo sin duda es perjudicial para la salud, pero el extremo contrario tampoco es lo mejor. Más allá del aspecto físico tenemos que conocer como valorar el porcentaje de grasa, cual debemos tener y los riesgos de querer excedernos. Para empezar, las grasas en el cuerpo tienen funciones imprescindibles como favorecer la producción hormonal, aislar y servir de sostén a muchos órganos, etc. No es tan fácil como parece y pese a ello muchas mujeres se obsesionan por bajar su porcentaje de grasa al límite poniendo en riesgo funciones metabólicas y vitales, mayor probabilidad de amenorrea y riesgo de infertilidad entre otros trastornos. El porcentaje de grasa corporal se utiliza para establecer tablas de normalidad, bajo peso y obesidad y son muchos los valientes que se atreven a decir los porcentajes de grasa exactos para cada persona sin tener en cuenta muchos otros factores. Existen mínimos de grasa corporal recomendados, para las mujeres aproximadamente el 6% y para los hombres el 4%, pero antes de llegar a estos valores ten por seguro que ya tendrás un cuerpo muy definido para el día a día. En el punto opuesto podemos decir que una mujer cuyo porcentaje supera el 31% y un hombre cuyo porcentaje supera el 25% se considera obesa/o. La mejor y más precisa forma...