Entrenamiento oclusivo

Entrenamiento oclusivo

     Hoy en día no sé si por suerte o por desgracia con un simple clic, tenemos a nuestro alcance todo tipo de información sobre entrenamiento, por lo que debemos saber discernir la basura de lo que realmente merece la pena.

 ¿Qué es el entrenamiento oclusivo? 

     El también conocido como Kaatsu o BFRE (Blod Flow Restricted Exercise), consiste en realizar una especie de torniquete situado en la parte proximal de la extremidad a entrenar para limitar el paso de flujo sanguíneo aproximadamente un 50%, no cortarlo por completo.

     Todavía no están realmente claros los factores que provocan el aumento de masa muscular y fuerza. En términos generales se apunta a que la isquemia (falta de riego sanguíneo) provoca la activación y desarrollo inmediato de las fibras tipo 2 y la acumulación de sustancias de deshecho hacen que aumenten los niveles de hormona del crecimiento.

     Para producir esa falta de riego sanguíneo se puede utilizar algo tan simple como una banda elástica, con periodos de recuperación entre series son de aproximadamente entre 30 segundos y 1 minuto, siempre con la oclusión aplicada, salvo al terminar la última, cuando debes dejar pasar el riego sanguíneo de forma normal. No lo mantengas demasiado tiempo, unos 10-20 minutos es más que suficiente.

     Si todo esto es verdad, las posibilidades de esta tendencia son muchas, desde el trabajo en programas de rehabilitación buscando reducir la atrofia por desuso, hasta aprovechar la secreción de hormona del crecimiento. Realmente este método cuenta con más de 100 centros en Asia donde se practica, pero los estudios más antiguos apenas tienen 10 años, por lo que desde mi punto de vista aún queda demasiado por investigar.

     Otros estudios avalan la seguridad del método y aseguran que no aparecen signos de coagulación de la sangre ni daño muscular tras la hipoxia (falta de oxígeno), pero pese a eso yo te recomendaría tener mucho cuidado si decides aplicar el método. No utilizarlo en personas con problemas de trombosis, enfermedades cardiovasculares, diabetes o enfermedades vasculares y bajo la supervisión de un profesional.

María José García
Sígueme!
Últimas entradas de María José García (ver todo)

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *