Antioxidantes y R-ALA

Antioxidantes y R-ALA

Los antioxidantes son sustancias naturales o fabricadas por la industria que ayudan a prevenir o retrasar el daño de las células del organismo. Se pueden encontrar antioxidantes en muchas frutas y verduras como por ejemplo los arándanos, las moras, bayas, ciruelas, tomates…, así como en algunos suplementos dietéticos. ¿CUÁLES SON LOS ANTIOXIDANTES MÁS COMUNES Y QUÉ FUNCIÓN TIENEN? Entre los antioxidantes más habituales se puede encontrar: Betacarotenos: para evitar daños en la retina y mantener una correcta capacidad visual, así como el óptimo funcionamiento del sistema inmunitario.Luteína: del mismo modo que con los betacarotenos, la luteína también se encarga de proteger la vista y reducir la pérdida de visión. Además, también protege la piel de la incidencia de los rayos solares y previene el envejecimiento.Licopeno: este antioxidante sirve para reducir la presión arterial alta, los riesgos de cáncer y el colesterol alto.Selenio: el selenio ayuda a la prevención de cánceres en tanto que se encarga de la protección de proteínas del organismo.Vitamina A: se encarga del correcto mantenimiento y desarrollo del tejido óseo, de los dientes y de la piel.Vitamina C: contribuye a la protección de las proteínas, los lípidos y los hidratos. Así como protegen el ADN y el ARN del estrés oxidativo que puede llegar a producirse en los ácidos nucleicos.Vitamina E: se encargan de proteger las membranas celulares, así como mantener los niveles correctos de colesterol; evitando una crecida exponencial del colesterol LDL (popularmente conocido como el mal colesterol).Glutatión: protege las células de la oxidación, lo cual permite disminuir los síntomas de envejecimiento, así como el envejecimiento prematuro. Tomates, pimientos y zanahorias En cuanto a los...
Qué es la biodisponibilidad de los alimentos

Qué es la biodisponibilidad de los alimentos

Biodisponibilidad de los alimentos Un alimento tiene biodisponilidad, cuando los nutrientes que lo componen son fácilmente aprovechados por el organismo, después de que un porcentaje o fracción de estos pasa al torrente sanguíneo desde el tracto intestinal, donde llegan después de ser ingeridos por la persona. No es un concepto fácil de entender porque no forma parte de nuestro uso cotidiano, pero si es de manejo recurrente entre quienes se mueven en el área de la salud y la nutrición. Saber de la biodisponibilidad de los alimentos es tan importante como lo es saber de la necesidad de los macronutrientes, que son aquellos que nos dan energía y deben ingerirse en grandes cantidades. Así como los micronutrientes, entre los que se cuentan las vitaminas, minerales y otras sustancias que consumidas en pequeñas dosis contribuyen a impulsar los procesos metabólicos que toda persona necesita. Biodisponibilidad y bioaccesibilidad Es sabido que si elegimos los alimentos correctos en una dieta equilibrada, abrimos la puerta a una vida más saludable. Si lo que consumimos es lo adecuado, tomando en cuenta nuestra condición de salud, edad y estado nutricional. Además del esfuerzo físico que empleamos a diario, entre otros aspectos que debemos tomar en cuenta, estamos trazando con éxito una existencia más sana y productiva. Pero no todos los nutrientes que contiene aquello que ingerimos son igualmente biodisponibles y bioaccesibles. Si los nutrientes que componen nuestros alimentos son biodisponibles, entonces el organismo está sacando un aprovechamiento óptimo de estas sustancias. De allí la importancia de saber en qué porcentaje nuestro cuerpo las absorbe. La biodisponibilidad de los alimentos depende de su bioaccesibilidad. La bioaccesibilidad...