Resveratrol y envejecimiento

Resveratrol y envejecimiento

¿Alguna vez os habéis preguntado por qué se recomienda beber una copa de vino al día? Una de las respuestas es por su aporte de resveratrol, pero resulta que no es la única fuente, de hecho hay otras alternativas más saludables. Esta molécula de la juventud, de venta en farmacias, herboristerías o tiendas de dietética, descubierta en 1940 promete un efecto antienvejecimiento realmente sorprendente, sin embargo se llegó a decir que su ingesta en cantidades demasiado elevadas podía llegar a provocar problemas renales. ¿Qué es el resveratrol? Es uno de los mayores antioxidantes, miembro de los llamados polifenoles con múltiples funciones beneficiosas como prevenir enfermedades cardiovasculares, reducir la probabilidad de cáncer, Alzheimer u otras enfermedades. Entre sus beneficios se le atribuye la reducción de la inflamación, podría reducir la propagación de células cancerosas, proteger células nerviosas, protege las células cerebrales y previene la resistencia a la insulina. ¿Dónde podemos encontrar resveratrol? En uvas, grosellas, moras, granadas y sus respectivos zumos, soja, cacahuetes y nueces, chocolate negro y cacao… ¿Tiene efecto real? La molécula en si misma si tiene determinado beneficio sobre el organismo humano, pero las concentraciones que tienen los productos que se comercializan generalmente son muy inferiores a lo que necesitamos, por tanto hacen poco o nada y se encuentran en cápsulas, líquidos o cosméticos. Algunas empresas farmacéuticas están subvencionando estudios científicos que no solo avalan las propiedades del producto, sino que se dedican a tirar por tierra a la competencia. Es importante destacar que la mayoría de los beneficios que se han demostrado en situación real, han sido bajo condiciones controladas y tomando dosis mucho más elevadas que las...