13 Falsos mitos de gimnasio

13 Falsos mitos de gimnasio

Existen muchos falsos mitos que año tras año, generación tras generación «ensucian» la imagen del gimnasio y mantienen a mucha gente equivocada, aquí veremos con un toque de humor algunos de ellos. Necesito un suplemento para ganar masa muscular porque como mucho y no lo consigo. Comer mal no es comer mucho, comer hamburguesas y pizzas no es comer mucho y aunque tus amigos y familia crean que comes mucho seguramente aún no sea suficiente, créeme. Necesito un quema grasas para adelgazar. No, lo que necesitas es dejar de comer porquería, soltar la chocolatina o bolsa de patatas que acabas de merendar, las guarradas o copas del fin de semana y luego hablamos de quema grasas. Puede que pienses que te sobren 4 kilitos cuando en realidad te sobran 10, así que con “quitarse un poco” lo siento pero no sirve. Quiero ponerme fuerte o definir para el verano. ¿Verano de que año? Porque estamos en mayo… o haces magia o vamos mal. ¿Me dices que tengo que comer? Si, sin pesarte, sin saber de ti, tus hábitos, tu edad, tu actividad… difícilmente te voy a consejar algo que funcione, por otra parte los profesionales cobramos por ello… un dato que igual se te escapa. Entreno duro pero no veo resultados. ¿Te ha hecho la dieta un profesional? No, ya sabes lo que falla. Si te ha hecho la dieta alguien con conocimientos de verdad ya sabes… no entrenas suficientemente duro o entrenas mal, no hay más, más tarde o más temprano los resultados llegan si o si. Si durante el cardio puedes hablar con facilidad, si haciendo pesas...