De tetrapléjica a culturista

De tetrapléjica a culturista

«Sé la excepción, no la norma», es una de las premisas que se olvida a menudo en nuestra cultura, utilizada para inspirar a atletas y académicos por igual, pero puede que nunca se haya aplicado más acertadamente a una persona como Vanessa Rogers. Esta actual culturista ex tetrapléjica es una historia de superación que no te dejará indiferente. Hace 15 años, a la edad de 16, Rogers sufrió un accidente de coche que la dejó paralizada del cuello hacia abajo. «Se me consideró una tetrapléjico completa», dijo Rogers. «Fue la cosa más espantosa que me había ocurrido, pasar de tener absolutamente todo para no tener absolutamente nada en un instante.». Admite que tuvo que luchar contra la depresión después del accidente y con grandes dificultades para llegar a un acuerdo con su nueva realidad. Su madre, Delphene Balan, admite que fue un punto difícil en sus vidas. «Cuando ocurrió el accidente, tu estás pensando en su futuro como un reto difícil para ella. Nadie quiere ver a sus hijos luchando así». Pero un día, meses después ocurrió un milagro, Rogers fue capaz de mover pies y piernas de nuevo. Existe una probabilidad de menos del 1% de que alguien paralizado como ella recupere la movilidad y Vanessa resultó ser ese 1%. Ser capaz de hacer ese pequeño movimiento fue lo necesario para empezar con su proceso de rehabilitación, en 10 meses ya conseguía caminar sola con ayuda de un bastón. «Me dieron una segunda oportunidad, y es por eso que creo en mi y lo transmito a todo el mundo» «Vive cada día como si fuera el último, ahora...