Sal en las comidas, las cosas que nunca se cuentan.

Sal en las comidas, las cosas que nunca se cuentan.

¿Utilizar sal en la comida o no? Gran dilema La sal es un excelente potenciador del sabor, nos encanta, todos tenemos un salero para cocinar e incluso otro en la mesa. Es un fantástico elemento para el cuerpo humano pero ¿Qué ocurre cuando nos pasamos? Deja de ser un aliado para actuar totalmente en contra de nuestro organismo. Por increíble que parezca muchos restaurantes han llegado a utilizarlo como estrategia para generar sed en los clientes y que consuman más bebidas. ¿Por qué utilizar sal? La sal o cloruro sódico es la mayor fuente de sodio de nuestra dieta, aunque hay otra parte de sodio que procede de los aditivos, potenciadores del sabor o conservantes de los alimentos. Regula la cantidad de líquidos en nuestro cuerpo y coopera en la transmisión de impulsos nerviosos Las necesidades de sal varían según la persona, edad, peso, actividad física, etc. Pero todos la necesitamos para que el organismo esté hidratado y funcione correctamente. ¿Por qué no utilizar sal? El exceso de sal propicia el desarrollo de enfermedades cardiacas, retención de líquidos, aumento de peso corporal, exceso de trabajo par hígado y riñones, etc. Según algunos investigadores la sal daña las paredes de los capilares del cerebro contribuyendo a un gradual deterioro de la memoria. Cantidad diaria recomendada Probablemente no somos capaces de calcular cuánta sal tomamos a diario aunque se estima que los españoles consumimos una media de 9,8gr al día, se recomienda que la población en términos generales consuma como máximo 5gr o 2gr de sodio al día. En el caso de los niños hablaríamos de 1 a 3 gr para...