Lo que no sabes sobre la leche sin lactosa

Lo que no sabes sobre la leche sin lactosa

La leche sin lactosa, es la solución para aquellas personas que son intolerantes a la lactosa. Hoy en día en muchas ocasiones la lactosa es entendida como un componente perjudicial para la salud y su consumo podría ocasionar consecuencias muy extremas. Por ello, es importante conocer algunos elementos que poseen los productos sin lactosa y cuya explicación nos ayudará a hacer un mejor uso. Por otro lado, te explicaremos por qué la leche sin lactosa es beneficiosa o no para la salud y qué es exactamente. Ahora, ¿Qué es la lactosa y cómo saber si somos intolerantes? Lactosa no es más que el azúcar que se encuentra presente en la leche de los mamíferos, desde las vacas hasta los humanos. La intolerancia a ella puede darse en cualquier momento y los principales síntomas son: fuertes dolores abdominales, vómitos, diarrea, flatulencia y estreñimiento. Generalmente, después de consumir lácteos, podemos ser víctimas de estos síntomas y en este caso debemos ir al doctor y frenar toda ingesta de estos productos casi siempre de por vida. La leche sin lactosa, posee lactasa una enzima producida en el intestino delgado. La lactosa se encuentra en muchos alimentos como: helados, tortas, nata, etc. ¿Qué es la lactasa? La lactasa es la enzima utilizada para dividir la lactosa en dos partes: glucosa y galactosa, son las enzimas encargadas de romper los disacáridos en los monosacáridos que los forman de manera que el cuerpo puede procesar la leche sin efectos traumáticos. Se encuentra en el intestino delgado de manera natural, pero se agrega a estos productos «SIN LACTOSA» ya que, la intolerancia a la lactosa, es el resultado de no producir suficiente lactasa en el...
Aprende a leer y entender las etiquetas de los alimentos

Aprende a leer y entender las etiquetas de los alimentos

¿Realmente sabemos interpretar las etiquetas nutricionales de los productos que consumimos?. Conocer lo que contienen los alimentos que nos llevamos a la boca y determina directamente la salud es fundamental y en muchas ocasiones desgraciadamente se interpreta de manera errónea. A continuación encontrarás la guía definitiva para que no te engañen, para buscar los alimentos que realmente merecen la pena y para entender definitivamente lo que nos quieren esconder. No sabemos lo que comemos, las empresas parecen no querer explicarlo y los consumidores no molestarse en entenderlo. Tenemos pánico a alimentos manipulados o a ciertos aditivos que parece que supondrían el desastre de la humanidad, además, desgraciadamente la legislación permite que el etiquetado de los productos en muchas ocasiones sea más complejo de descifrar que la lengua más desconocida. Tópicos 100% Natural ¿Significa sin sustancias químicas? NO Sin azúcares añadidos, ¿Significa sin azúcar? NO Si indica «integral» ¿Se supone que todo el producto lo es? NO, es suficiente con que contenga un porcentaje ínfimo. ¿Qué índica una etiqueta nutricional? La finalidad de una etiqueta nutricional es que el consumidor haga un uso responsable, orientar sobre el consumo de hidratos de carbono, azúcares, fibra, sal, grasas, etc. Estoy segura que un etiquetado más claro supondría tomar mejores decisiones e incluso podría incidir sobre los niveles de sobrepeso de nuestro país. La información de la etiqueta nutricional de un producto está regulada por la UE, quien dice que debe figurar; la lista de ingredientes en orden de mayor a menor peso en el producto. Alérgenos, como gluten, cacahuetes, leche… y con un tamaño mínimo de letra de 1,2mm (la mitad de lo...
Bacterias intestinales y cómo mejorarlas

Bacterias intestinales y cómo mejorarlas

Se llama flora intestinal al conjunto de bacterias que viven en nuestro intestino, la mayoría no son dañinas para la salud y muchas son beneficiosas, se calcula que podemos tener 2000 especies de bacterias diferentes y solo 100 pueden ser dañinas. Las bacterias intestinales nos ayudan a la absorción de nutrientes, son imprescindibles para la absorción de la vitamina K o vitamina B, influyen en nuestra salud mental, sistema inmunológico y cardiovascular y mantienen el equilibrio intestinal, pero también pueden provocar gases, infecciones, digestiones pesadas, diarreas… ¿Qué es el sobre crecimiento bacteriano? El sobre crecimiento se produce cuando las bacterias intestinales crecen en exceso y se desequilibran, afecta especialmente al intestino delgado y suele ocurrir en personas que ingieren altas cantidades de hidratos en forma de azúcar, alcohol, alimentos procesados/refinados o determinados medicamentos, esto provoca gases, hinchazón e incluso diarrea. Las bacterias intestinales son fundamentales para mantener la salud de la flora estomacal y el sistema inmune entre otros múltiples beneficios, por tanto ¿Cómo podemos mejorarlas? Comiendo alimentos fermentados como vinagre, fibra y verduras ya que favorecen el desarrollo de las bacterias beneficiosas. Comer cantidades pequeñas pero más veces al día. Evita alimentos con lactosa y azúcar. Toma vitaminas liposolubles y grupo B para combatir las bacterias nocivas. También podemos añadir alimentos como kéfir que contiene bacterias positivas y comida rica en probióticos como espárragos, cebolla, ajo y...
Sopa fría de pimientos

Sopa fría de pimientos

Esta sopa fría de pimientos es ideal para el verano cuando no apetece tanto un plato de sopa caliente, como acompañamiento a cualquier comida y para simular un gazpacho o salmorejo. INGREDIENTES 1 cebolla mediana picada 2 dientes de ajo 1 zanahoria picada 3 tazas de caldo de verdura 5 pimientos rojos 1 hoja de laurel 1 cucharada de aceite de oliva Guindilla (opcional) PREPARACION Tardaremos un poco más que para elaborar un gazpacho habitual ya que debemos cocer los pimientos un buen rato y posteriormente dejar en el frigorífico si es posible el día antes a ser consumida. En una olla grande calentamos 1 cucharada de aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos la cebolla y la cocinamos hasta que quede «transparente», ponemos los ajos y zanahoria y removemos unos minutos. Añadimos a la olla el caldo de verdura, los pimientos, la hoja de laurel y la guindilla si quieres. Tapamos y dejamos hervir a fuego lento durante 30 minutos, retiramos la hoja de laurel y lo dejamos enfriar. Licuamos la mezcla hasta que quede homogéneo y colocamos en un recipiente para enfriar por completo. PRESENTACION FINAL Puedes servir esta sopa fría de pimientos en tazas, con un poco de queso fresco batido desnatado que rebajará el picor de la guindilla si has puesto demasiada, además de darle un toque especial....