Receta fácil de Quinoa con aguacate, tomate y gambas

Receta fácil de Quinoa con aguacate, tomate y gambas

Muchas veces habrás oído hablar sobre la famosa quinoa, tan de moda actualmente pero que desgraciadamente mucha gente no sabe como utilizar. En esta receta fácil de quinoa con aguacate, tomate y gambas te enseño como prepararlo todo de principio a fin, de manera sencilla y para toda la familia. Si quieres más ideas sobre recetas fáciles y saludables como una tarta de manzana o unas patatas delux no olvides echar un ojo al resto de artículos. La quinoa es un alimento con unas propiedades muy interesantes ya que aporta potasio, hierro, magnesio y algunas vitaminas del complejo B. Además de ser un alimento muy completo, es una semilla sin gluten así que es perfecta para todas aquellas personas celiacas con intolerancia a los alimentos con gluten. Para que lo asemejes a tu comida habitual la quinoa puede sustituir al arroz. INGREDIENTES (Según las necesidades de cada persona puede ser para 1 o 2 comensales) 125gr de quinoa 8 tomates cherry 1 aguacate no muy grande Hojas de rúcula o espinacas 150gr gamas al vapor o a la plancha 10gr aceite de oliva Sal (preferiblemente sal del Himalaya) PREPARACION En primer ligar cocinamos la quinoa, se hace exactamente igual que el arroz. Añadimos sal, agregamos agua, lo hacemos hervir, esperamos que el agua se haya evaporado y de esta manera la quinoa quedará suave, se deja reposar y está lista. Pelamos los aguacates y los cortamos en trozos para lograr una bonita presentación y hacemos lo mismo con los tomates, cortamos los cherrys por la mitad y posteriormente lo uniremos. Hacemos las gambas a la plancha o al vapor de manera habitual, dejando que queden un poco doraditas...
MAGDALENAS DE ZANAHORIA SIN GLUTEN

MAGDALENAS DE ZANAHORIA SIN GLUTEN

Elabora fácilmente estas magdalenas de zanahoria sin gluten con unas propiedades nutricionales muy interesantes.  INGREDIENTES (Todo medido con el vaso recipiente de un yogurt) 1 vaso de proteína sin sabor o sabor a elegir preferiblemente que no choque con la zanahoria.  1/2 vaso de quinoa 3/4 vaso avena sin gluten (también puedes aumentar la quinoa en su lugar o hacerla polvo) 1 vaso de claras de huevo 1 taza leche de almendra 2 cucharadas de levadura en polvo 1 cucharada de bicarbonato de sodio 1 zanahoria grande rallada 1/4 vaso de almendra picada PREPARACION  Mezclamos todos los ingredientes excepto parte de la zanahoria y la almendra hasta conseguir una pasta homogénea. Vertemos la masa en los moldes y horneamos durante 30-40 minutos a 170• aproximadamente, depende del tamaño de molde que se use.  Comprobamos que están hechos si al meter un cuchillo en su interior este sale seco.  Mezclamos la zanahoria restante, la almendra y espolvoreamos por encima o de nuevo hacemos una pasta homogénea con quedo fresco batido desnatado (opcional) para poner como cobertura.  Estas magdalenas de zanahoria sin gluten son ideales para estar bien alimentados de forma fácil y para todos los públicos, tanto mayores como los peques de la...
Alergia o intolerancia

Alergia o intolerancia

Hoy en día son algo muy común y en muchas ocasiones se utilizan como términos similares cuando realmente no lo son, no provocan la misma reacción, ni deben ser tratados igual. Por desgracia se suele sufrir un largo tiempo de molestias hasta que se consiguen diagnosticar y es que estos dos términos pese a que pueden cursar síntomas relativamente parecidos son dos afecciones muy diferentes. ALERGIA Se produce una reacción del sistema inmunitario que lucha contra el alimento invasor y necesita ser tratado de urgencia, puede provocar dolor de estómago, urticaria, problemas para respirar o incluso acabar en la muerte de la persona. Las padece aproximadamente un 2% de la población adulta. INTOLERANCIA Se produce una reacción metabólica en el sistema digestivo, no interviene el sistema inmune y generalmente tenemos problemas para digerir el alimento, gases, diarreas, cólicos, hinchazón o incluso picores o manchas por el cuerpo. Las intolerancias pueden aparecer en cualquier momento de nuestra vida y las más habituales son: lactosa (aproximadamente un 15% de la población en España), fructosa y gluten, aunque cada vez surgen más. Ahora que ya sabemos que no deben confundirse estos términos, matizamos unas últimas curiosidades: No es lo mismo la intolerancia a la lactosa que la alergia a la leche, esta segunda opción es una alergia a la proteína de la leche de vaca, no al azúcar lactosa. Dependiendo de la sensibilidad a la lactosa que se tenga puede no ser necesario eliminar los lácteos por completo o es probable que se puedan introducir otras fuentes como quesos o yogures. Una persona con enfermedad celiaca puede no mostrar síntomas hasta que...
¿Qué es el sorgo?

¿Qué es el sorgo?

Se trata de un cereal similar al maíz aunque con menor aporte calórico, no muy conocido en nuestra cultura, procede de la India y África central aunque hoy en día se cultiva también en América, Asia y algunas zonas de Europa. ¿Qué aporta? En el mundo del deporte suele estar relativamente bien visto ya que aporta más proteína que el maíz, aunque de poca calidad, mezclada con leche o legumbres se puede llegar a obtener proteína de alto valor biológico y como el resto de cereales es limitado en lisina (aminoácido esencial), también contiene buenas cantidades de vitaminas, sobre todo del grupo B y E, minerales como hierro, zinc, fósforo o calcio y fibra. Recomendado para celiacos y diabéticos No contiene gluten, por lo que es apto para celiacos y facilita la asimilación del azúcar por parte del organismo ya que absorbe parte del azúcar que obtenemos de los alimentos y lo va liberando lentamente evitando picos de glucosa en sangre. ¿Para qué se utiliza? Todavía es difícil encontrarlo en supermercados normales, pero si en tiendas de nutrición especializadas y herbolarios. Sus usos son muy variados, se usa para fabricar pan, también puede ser utilizado como edulcorante natural en forma de jarabe, como forraje para animales e incluso para producir bebidas alcohólicas. Los cultivos de sorgo resisten corrientes de aire y se dan bien en lugares de calor y sequía. Y tú, ¿lo has...