Lo que no sabes sobre la leche sin lactosa

Lo que no sabes sobre la leche sin lactosa

La leche sin lactosa, es la solución para aquellas personas que son intolerantes a la lactosa. Hoy en día en muchas ocasiones la lactosa es entendida como un componente perjudicial para la salud y su consumo podría ocasionar consecuencias muy extremas. Por ello, es importante conocer algunos elementos que poseen los productos sin lactosa y cuya explicación nos ayudará a hacer un mejor uso. Por otro lado, te explicaremos por qué la leche sin lactosa es beneficiosa o no para la salud y qué es exactamente. Ahora, ¿Qué es la lactosa y cómo saber si somos intolerantes? Lactosa no es más que el azúcar que se encuentra presente en la leche de los mamíferos, desde las vacas hasta los humanos. La intolerancia a ella puede darse en cualquier momento y los principales síntomas son: fuertes dolores abdominales, vómitos, diarrea, flatulencia y estreñimiento. Generalmente, después de consumir lácteos, podemos ser víctimas de estos síntomas y en este caso debemos ir al doctor y frenar toda ingesta de estos productos casi siempre de por vida. La leche sin lactosa, posee lactasa una enzima producida en el intestino delgado. La lactosa se encuentra en muchos alimentos como: helados, tortas, nata, etc. ¿Qué es la lactasa? La lactasa es la enzima utilizada para dividir la lactosa en dos partes: glucosa y galactosa, son las enzimas encargadas de romper los disacáridos en los monosacáridos que los forman de manera que el cuerpo puede procesar la leche sin efectos traumáticos. Se encuentra en el intestino delgado de manera natural, pero se agrega a estos productos «SIN LACTOSA» ya que, la intolerancia a la lactosa, es el resultado de no producir suficiente lactasa en el...
Bacterias intestinales y cómo mejorarlas

Bacterias intestinales y cómo mejorarlas

Se llama flora intestinal al conjunto de bacterias que viven en nuestro intestino, la mayoría no son dañinas para la salud y muchas son beneficiosas, se calcula que podemos tener 2000 especies de bacterias diferentes y solo 100 pueden ser dañinas. Las bacterias intestinales nos ayudan a la absorción de nutrientes, son imprescindibles para la absorción de la vitamina K o vitamina B, influyen en nuestra salud mental, sistema inmunológico y cardiovascular y mantienen el equilibrio intestinal, pero también pueden provocar gases, infecciones, digestiones pesadas, diarreas… ¿Qué es el sobre crecimiento bacteriano? El sobre crecimiento se produce cuando las bacterias intestinales crecen en exceso y se desequilibran, afecta especialmente al intestino delgado y suele ocurrir en personas que ingieren altas cantidades de hidratos en forma de azúcar, alcohol, alimentos procesados/refinados o determinados medicamentos, esto provoca gases, hinchazón e incluso diarrea. Las bacterias intestinales son fundamentales para mantener la salud de la flora estomacal y el sistema inmune entre otros múltiples beneficios, por tanto ¿Cómo podemos mejorarlas? Comiendo alimentos fermentados como vinagre, fibra y verduras ya que favorecen el desarrollo de las bacterias beneficiosas. Comer cantidades pequeñas pero más veces al día. Evita alimentos con lactosa y azúcar. Toma vitaminas liposolubles y grupo B para combatir las bacterias nocivas. También podemos añadir alimentos como kéfir que contiene bacterias positivas y comida rica en probióticos como espárragos, cebolla, ajo y...
Alergia o intolerancia

Alergia o intolerancia

Hoy en día son algo muy común y en muchas ocasiones se utilizan como términos similares cuando realmente no lo son, no provocan la misma reacción, ni deben ser tratados igual. Por desgracia se suele sufrir un largo tiempo de molestias hasta que se consiguen diagnosticar y es que estos dos términos pese a que pueden cursar síntomas relativamente parecidos son dos afecciones muy diferentes. ALERGIA Se produce una reacción del sistema inmunitario que lucha contra el alimento invasor y necesita ser tratado de urgencia, puede provocar dolor de estómago, urticaria, problemas para respirar o incluso acabar en la muerte de la persona. Las padece aproximadamente un 2% de la población adulta. INTOLERANCIA Se produce una reacción metabólica en el sistema digestivo, no interviene el sistema inmune y generalmente tenemos problemas para digerir el alimento, gases, diarreas, cólicos, hinchazón o incluso picores o manchas por el cuerpo. Las intolerancias pueden aparecer en cualquier momento de nuestra vida y las más habituales son: lactosa (aproximadamente un 15% de la población en España), fructosa y gluten, aunque cada vez surgen más. Ahora que ya sabemos que no deben confundirse estos términos, matizamos unas últimas curiosidades: No es lo mismo la intolerancia a la lactosa que la alergia a la leche, esta segunda opción es una alergia a la proteína de la leche de vaca, no al azúcar lactosa. Dependiendo de la sensibilidad a la lactosa que se tenga puede no ser necesario eliminar los lácteos por completo o es probable que se puedan introducir otras fuentes como quesos o yogures. Una persona con enfermedad celiaca puede no mostrar síntomas hasta que...