Bacterias intestinales y cómo mejorarlas

Bacterias intestinales y cómo mejorarlas

Se llama flora intestinal al conjunto de bacterias que viven en nuestro intestino, la mayoría no son dañinas para la salud y muchas son beneficiosas, se calcula que podemos tener 2000 especies de bacterias diferentes y solo 100 pueden ser dañinas. Las bacterias intestinales nos ayudan a la absorción de nutrientes, son imprescindibles para la absorción de la vitamina K o vitamina B, influyen en nuestra salud mental, sistema inmunológico y cardiovascular y mantienen el equilibrio intestinal, pero también pueden provocar gases, infecciones, digestiones pesadas, diarreas… ¿Qué es el sobre crecimiento bacteriano? El sobre crecimiento se produce cuando las bacterias intestinales crecen en exceso y se desequilibran, afecta especialmente al intestino delgado y suele ocurrir en personas que ingieren altas cantidades de hidratos en forma de azúcar, alcohol, alimentos procesados/refinados o determinados medicamentos, esto provoca gases, hinchazón e incluso diarrea. Las bacterias intestinales son fundamentales para mantener la salud de la flora estomacal y el sistema inmune entre otros múltiples beneficios, por tanto ¿Cómo podemos mejorarlas? Comiendo alimentos fermentados como vinagre, fibra y verduras ya que favorecen el desarrollo de las bacterias beneficiosas. Comer cantidades pequeñas pero más veces al día. Evita alimentos con lactosa y azúcar. Toma vitaminas liposolubles y grupo B para combatir las bacterias nocivas. También podemos añadir alimentos como kéfir que contiene bacterias positivas y comida rica en probióticos como espárragos, cebolla, ajo y...
Porcentaje de grasa en mujeres

Porcentaje de grasa en mujeres

¡¡¡OLVIDA EL PESO!!! Deja a un lado la obsesión con la báscula y si has subido o bajado 300gr, ni el peso, ni el IMC. Dos personas pueden pesar lo mismo y verse totalmente diferente. El porcentaje de grasa corporal es el valor que realmente te debe preocupar. Un exceso de grasa en nuestro organismo sin duda es perjudicial para la salud, pero el extremo contrario tampoco es lo mejor. Más allá del aspecto físico tenemos que conocer como valorar el porcentaje de grasa, cual debemos tener y los riesgos de querer excedernos. Para empezar, las grasas en el cuerpo tienen funciones imprescindibles como favorecer la producción hormonal, aislar y servir de sostén a muchos órganos, etc. No es tan fácil como parece y pese a ello muchas mujeres se obsesionan por bajar su porcentaje de grasa al límite poniendo en riesgo funciones metabólicas y vitales, mayor probabilidad de amenorrea y riesgo de infertilidad entre otros trastornos. El porcentaje de grasa corporal se utiliza para establecer tablas de normalidad, bajo peso y obesidad y son muchos los valientes que se atreven a decir los porcentajes de grasa exactos para cada persona sin tener en cuenta muchos otros factores. Existen mínimos de grasa corporal recomendados, para las mujeres aproximadamente el 6% y para los hombres el 4%, pero antes de llegar a estos valores ten por seguro que ya tendrás un cuerpo muy definido para el día a día. En el punto opuesto podemos decir que una mujer cuyo porcentaje supera el 31% y un hombre cuyo porcentaje supera el 25% se considera obesa/o. La mejor y más precisa forma...
De tetrapléjica a culturista

De tetrapléjica a culturista

«Sé la excepción, no la norma», es una de las premisas que se olvida a menudo en nuestra cultura, utilizada para inspirar a atletas y académicos por igual, pero puede que nunca se haya aplicado más acertadamente a una persona como Vanessa Rogers. Esta actual culturista ex tetrapléjica es una historia de superación que no te dejará indiferente. Hace 15 años, a la edad de 16, Rogers sufrió un accidente de coche que la dejó paralizada del cuello hacia abajo. «Se me consideró una tetrapléjico completa», dijo Rogers. «Fue la cosa más espantosa que me había ocurrido, pasar de tener absolutamente todo para no tener absolutamente nada en un instante.». Admite que tuvo que luchar contra la depresión después del accidente y con grandes dificultades para llegar a un acuerdo con su nueva realidad. Su madre, Delphene Balan, admite que fue un punto difícil en sus vidas. «Cuando ocurrió el accidente, tu estás pensando en su futuro como un reto difícil para ella. Nadie quiere ver a sus hijos luchando así». Pero un día, meses después ocurrió un milagro, Rogers fue capaz de mover pies y piernas de nuevo. Existe una probabilidad de menos del 1% de que alguien paralizado como ella recupere la movilidad y Vanessa resultó ser ese 1%. Ser capaz de hacer ese pequeño movimiento fue lo necesario para empezar con su proceso de rehabilitación, en 10 meses ya conseguía caminar sola con ayuda de un bastón. «Me dieron una segunda oportunidad, y es por eso que creo en mi y lo transmito a todo el mundo» «Vive cada día como si fuera el último, ahora...
Toxoplasmosis y embarazo ¿Qué tenemos que hacer con los alimentos?

Toxoplasmosis y embarazo ¿Qué tenemos que hacer con los alimentos?

No comas carne cruda, lava bien frutas y verduras… ¿Te suena? Infectarse de toxoplasmosis durante el embarazo es peligroso ya que puede provocar problemas en el bebé, llegando incluso a su muerte, y es especialmente peligroso en personas con enfermedades que reducen sus defensas. Puedes contraer toxoplasmosis por comer carne infectada, frutas y verduras contaminadas por el parásito o estar en contacto con heces de gatos ya que son portadores. Debes tener en cuenta hábitos básicos como lavarse bien las manos antes y después de manipular alimentos, además de lavarlos bien antes de comerlos, comer carne que esté bien hecha y evitar embutidos como chorizo o jamón serrano.     ¿Qué ocurre con el parásito y qué podemos hacer con los alimentos? Este “bichito” (toxoplasma gondii) muere a altas temperaturas de cocción, así que si te mueres de antojo por chorizo pásalo bien por la sartén antes de hincarle el diente. El parásito por término general tampoco soporta temperaturas de -20º por lo que congelar los alimentos antes de consumirlos es otra buena solución para ayudar a prevenir el contagio.      Síntomas Los síntomas son relativamente parecidos a una gripe, dolor muscular, dolor de garganta, cansancio e incluso fiebre.     Conclusiones y consejos Se calcula que aproximadamente solo un 15% de mujeres en edad fértil son inmunes, pero por suerte son pocas las que lo contraen durante el embarazo y no todas lo transmiten a sus bebés. La posibilidad de transmitírselo aumenta a medida que tu embarazo avanza, sin embargo es más grave si el feto se infecta durante el primer trimestre del embarazo ya que el parásito invade las células,...