Alimentación y prevención de enfermedades

Alimentación y prevención de enfermedades

La alimentación diaria puede promover nuestra salud y disminuir el riesgo de sufrir ciertas enfermedades como las cardiopatías, la diabetes tipo 2 o incluso el cáncer. Una dieta equilibrada, rica en nutrientes correctos, resulta esencial para la salud y contribuye a fortalecer el sistema inmunitario, además de favorecer el adecuado funcionamiento de todos los procesos fisiológicos del organismo. En ese sentido, aquí te presentamos interesante información sobre alimentación y prevención de enfermedades. ¿Qué beneficio ofrecen los nutrientes presentes en la alimentación? Los alimentos ricos en nutrientes combaten las enfermedades, pues poseen alto contenido en vitaminas, minerales, fibra, fitoquímicos, fibra, proteínas, grasas saludables y agua. Estos nutrientes ayudan al cuerpo a funcionar eficazmente. Vitaminas: compuestos orgánicos que favorecen los procesos metabólicos y estructurales. Entre las vitaminas hidrosolubles están: tiamina, riboflavina, niacina, biotina, piridoxina, cobalamina, vitamina C; mientras que entre las vitaminas liposolubles encontramos: A, D, E y K. Minerales: compuestos inorgánicos que promueven los procesos metabólicos y estructurales. Los minerales principales son: calcio, fósforo, potasio, sodio, cloruro, magnesio, azufre; y los minerales traza: yodo, hierro, manganeso, cobre, zinc, cromo, selenio, flúor, molibdeno. Fitoquímicos: compuestos que dan color a las plantas y proporcionan beneficios más allá de los aportes nutricionales básicos. Por ejemplo: licopeno (pigmento rojo), carotenoides (pigmento naranja/amarillo), luteína (pigmento verde), antocianina (pigmento rojo/morado/azul). Fibra: carbohidratos complejos no digeribles que se encuentran en una gran variedad de alimentos integrales. Permiten estabilizar el azúcar en la sangre, regulan los movimientos intestinales, benefician a las bacterias intestinales sanas, aumentan la saciedad y favorecen el colesterol saludable. Proteínas: cadenas de aminoácidos que crean anticuerpos, mantienen el pH de la sangre, proporcionan estructura, crean...
Más allá de los edulcorantes artificiales. Azucar de abedul o xilitol.

Más allá de los edulcorantes artificiales. Azucar de abedul o xilitol.

El xilitol es un azúcar natural, se utiliza principalmente en la industria alimentaria como sustituto del azúcar desde finales de los años 60. Podemos encontrarlo en frutas y verduras como la coliflor, las fresas, el maíz y los arándanos pero generalmente se extrae del corcho del abedul por razones económicas. Este producto también llamado azúcar de madera, es muy utilizado en EEUU aunque no tanto en España, se produce mediante la hidrogenación de la xilosa y tiene un sabor similar al azúcar de mesa tradicional. BENEFICIOS 85% menos riesgo de caries. Previene la formación de placa y de sarro ya que reduce la flora bacteriana y promueve que se produzca una saliva alcalina. 40% menos de calorías que el azúcar normal. Apto para diabéticos, ya que no afecta a la producción de insulina y modifica muy poco los valores de azúcar en sangre. Tiene un índice glucémino muy bajo (aproximadamente 7), se absorbe mucho más lentamente que la sacarosa y no provoca hiperglucemia, lo cual es bueno también para las personas con síndrome metabólico. Combate la osteoporosis ya que en el intestino se une al calcio para facilitar su absorción y contibuye por tanto a aumentar la densidad ósea. A diferencia de edulcorantes artificiales como el aspartamo o la sacarina, el xilitol es natural y se digiere facilmente. «CONTRAINDICACIONES» Las propiedades que hacen del xilitol un producto anticaries interfieren con algunas levaduras, por lo que puede no ser la mejor opción para utilizar en masas por ejemplo para hacer pan. Si tomas cantidades superiores a 50gr al día pueden causar efecto laxante, aunque este será solo temporal. Al igual que en las peronas no...