Lo que no sabes sobre la leche sin lactosa

Lo que no sabes sobre la leche sin lactosa

La leche sin lactosa, es la solución para aquellas personas que son intolerantes a la lactosa. Hoy en día en muchas ocasiones la lactosa es entendida como un componente perjudicial para la salud y su consumo podría ocasionar consecuencias muy extremas. Por ello, es importante conocer algunos elementos que poseen los productos sin lactosa y cuya explicación nos ayudará a hacer un mejor uso. Por otro lado, te explicaremos por qué la leche sin lactosa es beneficiosa o no para la salud y qué es exactamente. Ahora, ¿Qué es la lactosa y cómo saber si somos intolerantes? Lactosa no es más que el azúcar que se encuentra presente en la leche de los mamíferos, desde las vacas hasta los humanos. La intolerancia a ella puede darse en cualquier momento y los principales síntomas son: fuertes dolores abdominales, vómitos, diarrea, flatulencia y estreñimiento. Generalmente, después de consumir lácteos, podemos ser víctimas de estos síntomas y en este caso debemos ir al doctor y frenar toda ingesta de estos productos casi siempre de por vida. La leche sin lactosa, posee lactasa una enzima producida en el intestino delgado. La lactosa se encuentra en muchos alimentos como: helados, tortas, nata, etc. ¿Qué es la lactasa? La lactasa es la enzima utilizada para dividir la lactosa en dos partes: glucosa y galactosa, son las enzimas encargadas de romper los disacáridos en los monosacáridos que los forman de manera que el cuerpo puede procesar la leche sin efectos traumáticos. Se encuentra en el intestino delgado de manera natural, pero se agrega a estos productos «SIN LACTOSA» ya que, la intolerancia a la lactosa, es el resultado de no producir suficiente lactasa en el...
Por qué el arroz recalentado adelgaza

Por qué el arroz recalentado adelgaza

¿Por qué el arroz recalentado engorda menos? ¿Qué es el almidón resistente? El almidón resistente es una sustancia no digerible por nuestro organismo, este tipo de hidrato de carbono compuesto por amilosa y amilopectina (principal componente del almidón), forma cadenas muy largas, nuestro cuerpo solo sabe romper las cadenas que están dispuestas de una determinada manera, por tanto al no ser del todo asimilable estamos hablando de un almidón que casi no puede ser digerido, no se trata de un almidón nuevo. El almidón resistente no es nada mágico, sino que se encuentra en una forma en la que nuestro cuerpo apenas logra entender. ¿Qué beneficios tiene? Mantiene sana nuestra floja intestinal por tanto sirve de pre y probiótico, los probióticos son bacterias presentes de manera natural en los alimentos o añadidas, mientras que los prebióticos son sustancias no digeribles que sirven de alimento a la microbiota con el objetivo de que nuestras propias bacterias se alimenten. Reduce la inflamación y el riesgo de cáncer de colon. Mejora la absorción de los minerales de la dieta. Mejora la sensibilidad a la insulina, hormona que controla y reduce los niveles de azúcar en sangre. Ayuda a adelgazar, además de mejorar la sensibilidad a la insulina contiene menos calorías que el almidón normal y aumenta la saciedad. Por si fuera poco, el almidón resistente tiene un efecto laxante suave en nuestro cuerpo y conduce a una correcta evacuación, lo que puede ayudarnos a evitar el hinchazón abdominal que puede producir el estreñimiento. ¿Cómo se consigue almidón resistente? Se puede crear en casa sin falta de ningún proceso industrial simplemente con calentar y enfriar el alimento. Cuantos...
Aprende a leer y entender las etiquetas de los alimentos

Aprende a leer y entender las etiquetas de los alimentos

¿Realmente sabemos interpretar las etiquetas nutricionales de los productos que consumimos?. Conocer lo que contienen los alimentos que nos llevamos a la boca y determina directamente la salud es fundamental y en muchas ocasiones desgraciadamente se interpreta de manera errónea. A continuación encontrarás la guía definitiva para que no te engañen, para buscar los alimentos que realmente merecen la pena y para entender definitivamente lo que nos quieren esconder. No sabemos lo que comemos, las empresas parecen no querer explicarlo y los consumidores no molestarse en entenderlo. Tenemos pánico a alimentos manipulados o a ciertos aditivos que parece que supondrían el desastre de la humanidad, además, desgraciadamente la legislación permite que el etiquetado de los productos en muchas ocasiones sea más complejo de descifrar que la lengua más desconocida. Tópicos 100% Natural ¿Significa sin sustancias químicas? NO Sin azúcares añadidos, ¿Significa sin azúcar? NO Si indica «integral» ¿Se supone que todo el producto lo es? NO, es suficiente con que contenga un porcentaje ínfimo. ¿Qué índica una etiqueta nutricional? La finalidad de una etiqueta nutricional es que el consumidor haga un uso responsable, orientar sobre el consumo de hidratos de carbono, azúcares, fibra, sal, grasas, etc. Estoy segura que un etiquetado más claro supondría tomar mejores decisiones e incluso podría incidir sobre los niveles de sobrepeso de nuestro país. La información de la etiqueta nutricional de un producto está regulada por la UE, quien dice que debe figurar; la lista de ingredientes en orden de mayor a menor peso en el producto. Alérgenos, como gluten, cacahuetes, leche… y con un tamaño mínimo de letra de 1,2mm (la mitad de lo...
Coca-cola, café, té y cafeína

Coca-cola, café, té y cafeína

¿Pero tu bebes coca-cola? En esa pregunta ya queda claro el desprecio con que te hablan si sostienes la famosa bebida en la mano, alguna vez te ha pasado, verdad?. Dicho esto quede claro antes de comenzar que en este artículo me limito a dar datos, aportaciones numéricas y hechos, manteniendo totalmente al margen mi opinión personal acerca de esta amada a la par que odiada bebida. ¿Qué efecto produce por lo general la Coca-Cola, el café, o el té en tu cuerpo? En los primeros minutos el azúcar entra en tu cuerpo y se disparan tu niveles de glucosa en sangre haciendo por tanto que tu cuerpo comience a almacenar lo que le sobra. Pasados unos 30-45 minutos se completa la asimilación de la cafeína, se puede elevar tu tension, notarte más despierto, aumentar tu concentración y tu hígado comienza a dirigir más azúcar aun a tu torrente sanguíneo.  Posteriormente comienzas a elevar también la producción de dopamina, es decir, tienes mayor sensación de placer. Te produce así mismo un efecto diurético pero no olvides que en ese agua también estás arrastrando calcio, magnesio, electrolitos y zinc. La vida media de ese producto es de entre 3 y 9 horas en adultos, dependiendo de su edad, su metabolismo, el estado de su hígado y otros factores, aunque lo normal son unas 4 horas. Una vez que todos estos “maravillosos” efectos comienzan a desaparecer, empiezas a ponerte irritable, “depresivo” o somnoliento como poco debido a la bajada de azúcar y a la desaparición de la cafeína. La cafeína puede disminuir la sensación de cansancio o sueño, aumentar la capacidad de concentración o agudeza, tiene...
Gominolas fitness sin azúcar

Gominolas fitness sin azúcar

Gominolas sin azúcar y de los sabores que más te gusten. No aportan calorías y sacian tus ganas de dulce asegurado. Puedes tomar estas gominolas fitness en cualquier momento, especialmente aquellos en los que te apetece dulce. Ingredientes 1 Sobre bolero del sabor que más te guste 1 Sobre de gelatina neutra (yo he utilizado Royal) Agua Moldes pequeños de la forma que les quieras dar Procedimiento Ponemos la gelatina en un vaso, añadimos el agua justa para que se hidrate (1-2 cm) y la dejamos reposar unos minutos. Calentamos 100ml de agua en el microondas, una vez caliente le añadimos el sobre bolero del sabor que más te guste y removemos hasta que esté completamente disuelto. Unimos la gelatina hidratada y el agua con bolero y mezclamos bien hasta quedar uniforme. Ponemos la mezcla en los moldes y lo metemos durante 4-5 horas en la nevera. Si quieres un truco para sacarlas de los moldes intactas puedes calentar un poco de agua y colocar la base un momento encima. Necesitan estar refrigeradas por lo que si las llevas demasiado al calor se van a ablandar. ¡GRACIAS POR...