Cinturón lumbar – Imprescindible o no

Cinturón lumbar – Imprescindible o no

El principal objetivo del uso del cinturón lumbar es prevenir las lesiones de la zona. Su diseño aporta soporte a la región lumbar haciendo que se mantenga (supuestamente) la posición y técnica correcta y se eviten riesgos al levantar mucho peso. Para muchos el uso del cinturón se ha convertido en algo habitual, en ciertos casos se puede justificar pero hoy quiero dejar claro que no es imprescindible como norma.

  • Utiliza el cinturón de manera puntual cuando la carga a mover sea alta en ejercicios como sentadillas, peso muerto, zancadas, remo horizontal, etc, donde además no puedas apoyar la espada, no de manera habitual para cualquier ejercicio, de lo contrario conseguirás que tu cuerpo se acostumbre a su uso y la zona lumbar y core (estabilizadores del tronco) no se desarrollen correctamente, lo que puede generar una ineficacia de esta zona cuando no se pueda disponer de cinturón.
  • Utiliza el cinturón adecuado, existen varios tipos, más rígidos que ofrecen mayor firmeza y seguridad o más flexibles que pueden resultar más cómodos. La talla también es importante, la parte más ancha debe quedar por la parte posterior de la espalda y apretarse a la cintura tanto como sea posible regulándolo con la hebilla o con velcro, que al no tener posiciones fijas se puede ajustar con más exactitud.
  • Estudios han demostrado que efectivamente los cinturones refuerzan la zona lumbar dando estabilidad al tronco, aumentan la presión abdominal, lo que implica que la presión que deben soportar los discos intervertebrales se reduce.

     La electromiografía (EMG) por ejemplo, es un  método utilizado para determinar la actividad muscular durante los levantamientos. Este método se basa en los cambios en impulsos eléctricos detectados por los sensores adheridos a la piel que cubre los músculos y refleja cambios en la actividad muscular. En un estudio reciente, investigaron la actividad EMG de los músculos erectores durante unas sentadillas barra alta. Diez hombres con experiencia en levantamientos hicieron dos series de tres repeticiones: la primera serie con cinturón y la segunda sin él. Los resultados indicaron que la actividad del erector espinal fue mayor en la región lumbar de los erectores cuando se llevaba cinturón. La hipótesis del estudio indicó que los cinturones de carga prestaban un mayor apoyo a los erectores durante las sentadillas entonces, debería haber un decrecimiento en la actividad de los extensores de la espalda.

     Como profesional del fitness debo ser capaz de tener en cuenta que las condiciones en un laboratorio no son las mismas que en una sesión de entrenamiento o en un trabajo y que los métodos de investigación tienen sus limitaciones. Concluyo por tanto que el cinturón lumbar o de levantamiento es efectivo a la hora de proteger la zona lumbar, sabiendo cómo utilizarlo y siempre que no sea de manera habitual para no producir un déficit en el desarrollo de la musculatura estabilizadora del tronco, es importante además no olvidar la relación entre un trabajo de los músculos abdominales y la propiocepción al realizar los ejercicios.

María José García
Sígueme!

María José García

Diplomada en Educación Física, Master IFBB en fisicoculturismo y fitness, asesora nutricional, además de otras diplomaturas, idiomas y especializaciones, esta profesional del sector centra su trayectoria en el mundo deportivo hace más de 10 años, y cuenta con la experiencia y talento necesarios para ayudar a cualquier persona a conseguir su objetivo, como entrenadora y deportista conoce lo difícil que es lograrlo sin la ayuda de un profesional cualificado.
María José García
Sígueme!

Latest posts by María José García (see all)

Deja un comentario