Alimentación y prevención de enfermedades

Alimentación y prevención de enfermedades

La alimentación diaria puede promover nuestra salud y disminuir el riesgo de sufrir ciertas enfermedades como las cardiopatías, la diabetes tipo 2 o incluso el cáncer. Una dieta equilibrada, rica en nutrientes correctos, resulta esencial para la salud y contribuye a fortalecer el sistema inmunitario, además de favorecer el adecuado funcionamiento de todos los procesos fisiológicos del organismo. En ese sentido, aquí te presentamos interesante información sobre alimentación y prevención de enfermedades. ¿Qué beneficio ofrecen los nutrientes presentes en la alimentación? Los alimentos ricos en nutrientes combaten las enfermedades, pues poseen alto contenido en vitaminas, minerales, fibra, fitoquímicos, fibra, proteínas, grasas saludables y agua. Estos nutrientes ayudan al cuerpo a funcionar eficazmente. Vitaminas: compuestos orgánicos que favorecen los procesos metabólicos y estructurales. Entre las vitaminas hidrosolubles están: tiamina, riboflavina, niacina, biotina, piridoxina, cobalamina, vitamina C; mientras que entre las vitaminas liposolubles encontramos: A, D, E y K. Minerales: compuestos inorgánicos que promueven los procesos metabólicos y estructurales. Los minerales principales son: calcio, fósforo, potasio, sodio, cloruro, magnesio, azufre; y los minerales traza: yodo, hierro, manganeso, cobre, zinc, cromo, selenio, flúor, molibdeno. Fitoquímicos: compuestos que dan color a las plantas y proporcionan beneficios más allá de los aportes nutricionales básicos. Por ejemplo: licopeno (pigmento rojo), carotenoides (pigmento naranja/amarillo), luteína (pigmento verde), antocianina (pigmento rojo/morado/azul). Fibra: carbohidratos complejos no digeribles que se encuentran en una gran variedad de alimentos integrales. Permiten estabilizar el azúcar en la sangre, regulan los movimientos intestinales, benefician a las bacterias intestinales sanas, aumentan la saciedad y favorecen el colesterol saludable. Proteínas: cadenas de aminoácidos que crean anticuerpos, mantienen el pH de la sangre, proporcionan estructura, crean...
¿Qué significa «dieta» realmente?

¿Qué significa «dieta» realmente?

La mayoría de las personas al escuchar la palabra dieta, enseguida la asocian con algún régimen alimenticio especial para cumplir un propósito determinado, como subir o bajar de peso. Sin embargo, es otro su verdadero significado. En este artículo vamos a responder ante la interrogante ¿Qué es dieta realmente? Así como explicar otros aspectos de interés, que seguro te serán de gran ayuda para orientarte sobre el tema. Dieta desde el punto de vista nutricional La dieta se refiere a los alimentos y bebidas que consume regularmente un individuo (o un grupo). No se trata de una forma de alimentación particular o puntual, sino de lo que habitualmente la gente ingiere para cubrir sus requerimientos nutricionales diarios. Para llevar una dieta saludable y equilibrada hay que combinar diversos grupos de alimentos, pues ningún alimento por sí solo puede aportar todos los nutrientes que la gente necesita. Estos nutrientes incluyen: hidratos de carbono, grasas, proteínas, minerales y vitaminas. Los hidratos de carbono incluyen almidones y azúcares. Las grasas proceden tanto de las plantas como de los animales; así, tenemos aceites vegetales como el de oliva y grasas animales procedentes de la carne, el pescado y los huevos. Las proteínas se encuentran en casi todos los alimentos en mayor o menor medida. Los productos animales son sin duda las fuentes de mayor valor biológico, y aunque de otra manera los cereales integrales, los frutos secos y las legumbres también la contienen en cierta medida. Las vitaminas y los minerales también están presentes en la mayoría de los alimentos, en cantidades variables. Las verduras de color naranja, como las calabazas y zanahorias,...
Ejercicio durante el embarazo

Ejercicio durante el embarazo

Realizar ejercicio durante el embarazo constituye una práctica saludable. En ausencia de complicaciones o contraindicaciones médicas, se considera seguro y deseable mantener una rutina habitual de actividad física. Las mujeres que ya entrenaban antes del embarazo pueden continuar su rutina, con las modificaciones necesarias de acuerdo a los cambios anatómicos y fisiológicos propios de la gestación. Asimismo, en el caso de quienes llevaban un estilo de vida sedentario, éste resulta el momento perfecto para iniciar y sacar ventaja de un buen programa de ejercicios pautado por un profesional. Beneficios del ejercicio durante el embarazo Es importante valorar los siguientes beneficios derivados de la actividad física durante el embarazo. Reduce la intensidad y frecuencia de los dolores de cuello, espalda y lumbares; además ayuda a mantener mejor postura corporal.Minimiza la presencia de molestias, como hinchazón de los pies o calambres en las piernas.Contribuye a controlar el aumento excesivo de peso. En el caso de mujeres obesas, el ejercicio durante el embarazo ayuda a prevenir efectos adversos en la placenta y otras complicaciones por sobrepeso.Estimula el tránsito intestinal, con esto mejora la digestión y evita sufrir de estreñimiento.Aumenta el flujo sanguíneo, por lo que disminuye la propensión a presentar problemas circulatorios, como edema o varices.Ayuda a prevenir ciertas complicaciones, tales como diabetes gestacional, hipertensión y preeclampsia.Mejora el estado de ánimo. Mediante el ejercicio se liberan endorfinas e incremente la producción de serotonina, lo que potencia las emociones positivas y ayuda a reducir el estrés.Facilita el descanso y a conciliar el sueño.Fortalece la musculatura del suelo pélvico. De esta manera, favorece la preparación para el momento del parto y previene futuros trastornos,...
Todo lo que debes saber sobre el suelo pélvico

Todo lo que debes saber sobre el suelo pélvico

El suelo pélvico constituye un componente sumamente importante del cuerpo humano, en especial para la mujer, pues mantenerlo fuerte y tonificado contribuye al bienestar integral. En muchos casos se descuida esta área de la salud femenina, por desconocimiento de las consecuencias derivadas de su debilitamiento, afectando nocivamente la calidad de vida. ¿QUÉ ES EL SUELO PÉLVICO? El suelo pélvico es una estructura de músculos y tejidos conectivos (ligamentos, arcos tendinosos)  que se localiza en la parte inferior de la cavidad abdominal, dando anclaje y soporte a los órganos contenidos en la pelvis. La pelvis contiene órganos pertenecientes al sistema urinario, vejiga y uretra; sistema genital, útero y vagina; sistema digestivo, recto y ano. Tales órganos están íntimamente relacionados con la musculatura del suelo pélvico, el cual contribuye a su normal funcionamiento, conformando no sólo un soporte estático sino también participando en la continencia urinaria y fecal. MUSCULATURA DEL SUELO PÉLVICO La musculatura del suelo pélvico se corresponde con un grupo de músculos estriados de control voluntario, cuyo soporte hace la curvatura  similar a una hamaca. Su componente principal es el músculo elevador del ano, el cual abarca la mayor parte de la pelvis. Otro músculo del suelo pélvico es el coccígeo, que en conjunto con el elevador del ano conforman el diafragma pélvico. También existe otro grupo muscular, superficial al elevador del ano, que conforma el denominado diafragma urogenital. El músculo elevador del ano es un componente que en reposo presenta forma de  “embudo” y al contraerse queda horizontal, elevando la unión anorrectal,  dificultando así el paso de las heces desde el recto hasta el ano; finalmente se relaja...
Tipos de aceites

Tipos de aceites

Hoy en día, del mismo modo en que podemos gozar de una gran variedad de alimentos en la cocina, también podemos encontrar toda una gama de aceites muy diferentes entre sí y que tiene distintos tipos de propiedades. Algunos son incluso más beneficiosos que otros, ya que no hay que olvidar que también existen los “aceites malos” de los que te hablaremos a continuación. Hay diferentes tipos de aceite en función de los ácidos grasos con los que cuentan. En ese sentido, se puede distinguir entre las grasas saturadas y las grasas insaturadas. Grasas saturadas: son aquellas que tienden a ser solidas si se mantienen a temperatura ambiente. Pueden encontrarse en alimentos de origen animal como la mantequilla, la leche o la manteca, pero también en aceites como el aceite de coco o el aceite de palma.Grasas insaturadas: son las que se mantienen líquidas en temperatura ambiente y contribuyen a la regularización de los niveles de colesterol. Dentro de este tipo de grasas se pueden diferenciar las monoinsaturadas muy presenten en el aceite de oliva que ayudan a aumentar los niveles de colesterol HDL (el bueno) y disminuir el colesterol LDL (el malo). Es por ello por lo que son el tipo de grasas más recomendadas para prevenir enfermedades cardíacas y cardiovasculares. Por último, dentro de este grupo también podemos encontrar las grasas poliinsaturadas que se hallan fundamentalmente en aceites vegetales como el de lino, y suelen ser ricas en Omega 3 y Omega 6. Para conseguir un correcto equilibrio en la dieta, hay que saber en qué porcentajes debemos ingerir las grasas, puesto que todo es bueno en...
Antioxidantes y R-ALA

Antioxidantes y R-ALA

Los antioxidantes son sustancias naturales o fabricadas por la industria que ayudan a prevenir o retrasar el daño de las células del organismo. Se pueden encontrar antioxidantes en muchas frutas y verduras como por ejemplo los arándanos, las moras, bayas, ciruelas, tomates…, así como en algunos suplementos dietéticos. ¿CUÁLES SON LOS ANTIOXIDANTES MÁS COMUNES Y QUÉ FUNCIÓN TIENEN? Entre los antioxidantes más habituales se puede encontrar: Betacarotenos: para evitar daños en la retina y mantener una correcta capacidad visual, así como el óptimo funcionamiento del sistema inmunitario.Luteína: del mismo modo que con los betacarotenos, la luteína también se encarga de proteger la vista y reducir la pérdida de visión. Además, también protege la piel de la incidencia de los rayos solares y previene el envejecimiento.Licopeno: este antioxidante sirve para reducir la presión arterial alta, los riesgos de cáncer y el colesterol alto.Selenio: el selenio ayuda a la prevención de cánceres en tanto que se encarga de la protección de proteínas del organismo.Vitamina A: se encarga del correcto mantenimiento y desarrollo del tejido óseo, de los dientes y de la piel.Vitamina C: contribuye a la protección de las proteínas, los lípidos y los hidratos. Así como protegen el ADN y el ARN del estrés oxidativo que puede llegar a producirse en los ácidos nucleicos.Vitamina E: se encargan de proteger las membranas celulares, así como mantener los niveles correctos de colesterol; evitando una crecida exponencial del colesterol LDL (popularmente conocido como el mal colesterol).Glutatión: protege las células de la oxidación, lo cual permite disminuir los síntomas de envejecimiento, así como el envejecimiento prematuro. Tomates, pimientos y zanahorias En cuanto a los...