10 consejos para protegerse del cancer de mama.

10 consejos para protegerse del cancer de mama.

Según datos de la AECC, El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. En España se diagnostican alrededor de 22.000 nuevos cánceres de mama al año. Desafortunadamente, muchos de estos casos acaban en muerte del paciente, y es básica su pronta diagnosis para comenzar a tratarlo lo antes posible, aumentando así la probabilidad de éxito en el tratamiento.

No conocemos la manera de prevenir el cáncer de mama, pero siguiendo estos 10 consejos de estilo de vida os ayudarán a la detección temprana y por lo tanto a reducir el riesgo.

Ejercicio regular

No nos cansamos de repetir la importancia del ejercicio diario para nuestra salud. La realidad es que el ejercicio regular beneficia tu cuerpo de muchas maneras, mejora la salud cardiovascular y te prepara para afrontar mejor el paso de los años. Y cuando se trata de cáncer de mama, el ejercicio es una de las maneras que tenemos para protegernos. El ejercicio construye tu sistema inmunológico y fortalece tu  cuerpo. Cualquier tipo de cáncer puede hacer una parada en tu cuerpo, y estar en forma puede ayudarte a derrotarlo. Así que ya sabéis, a hacer ejercicio con regularidad, tanto para manteneros en forma en el presente como para prepararos para el futuro.

Limite el consumo de alcohol

El consumo del alcohol es algo muy común para muchas personas – quién no se ha tomado una copa de vino después de un día de trabajo, o se toma unas copas en alguna fiesta. Y es que aunque el consumo de alcohol con moderación no suele estar mal visto, su consumo está relacionado con un mayor riesgo de padecer cáncer de mama.

Existen algún estudio al respecto que ha demostrado un aumento del riesgo cuando se consume alcohol. Si sois de los que bebéis, y no queréis cerrar el grifo de golpe, intenta al menos reducir la cantidad y la frecuencia de tu consumo.

Comer frutas y vegetales

Mantener una dieta sana y equilibrada que contenga frutas y verduras puede reducir el cáncer de mama. No decimos que haya que comer toneladas de frutas y verduras, pero sí intentar comer aquellas ricas en antioxidantes, ya que no solo ayudan a prevenir el cáncer de mama, si no también muchas otras enfermedades.

Conocer tus antecedentes familiares

En este caso, la genética importa, ya que el cáncer de mama es una enfermedad que puede ser transmitida por generaciones. Aunque no es contagiosa, hay ciertas mutaciones genéticas que pueden causar cáncer de mama. Estas mutaciones genéticas se pueden heredar y aumentar con ello la posibilidad de desarrollar cáncer de mama. Pregunta por tus antecedentes familiares, incluyendo a tu padre, e informa a tu médico. Muchas mujeres desarrollan cáncer de mama sin antecedentes familiares de su misma, pero podrías estar en un riesgo más alto si alguien o varias personas en tu familia tenían.

Comprueba la existencia de bultos extraños con regularidad

Hacerse un examen anual es importante, pero tú misma debes revisar tu pecho con más frecuencia. Conocer como tienes el pecho normalmente, así como observar los cambios que puedan producirse en ellos en cuanto a densidad, apariencia y sensibilidad es importante.

Al igual que otros tipos de cáncer, el de mama se puede desarrollar rápidamente y empeorar en poco tiempo sin tratamiento, así que comprobar tu pecho de manera frecuente en busca de bultos y otros cambios es fundamental para protegerte a ti misma y obtener el tratamiento lo antes posible en caso necesario.

Sigue una dieta saludable

Nadie es perfecto, todos tenemos a veces antojos y nos apetece comer cosas que no tienen mucho valor nutricional o con alto contenido de grasa, azúcar o sodio. Darse un capricho de vez en cuando no te va a hacer daño a largo plazo, pero la clave es seguir una dieta sana y equilibrada con tanta frecuencia como sea posible. Comer alimentos frescos y sanos en lugar de comidas procesadas llenas de productos químicos o refrescos llenos de azúcar podrían reducir su riesgo de cáncer de mama. Este estilo de vida no solo te protegera contra el cancer de mama, si no que te ayudará a sentirte mejor en todo, perder peso, mantenerte en forma y prevenir otras muchas enfermedades.

Objetivo: Detección temprana

La buena noticia de todo esto es que si lo detectamos a tiempo y aún no se ha extendido, la tasa de supervivencia es muy buena. Hay varias maneras para detectar el cáncer de mama precoz, incluyendo mamografías regulares. En España la sanidad pública las realiza a partir de los 50 años, aunque algunas comunidades adelantan esta edad a los a 45. Si se le considera de alto riesgo, lo recomendable es hacerlas desde los 25. Es importante hablar abiertamente con tu médico sobre la detección del cáncer de mama, así como tener en cuenta tus antecedentes familiares y otras factores de riesgo derivados de tu estilo de vida.

Prestale atención y controla tu peso

Un estilo de vida saludable que incluya ejercicio regular y una dieta equilibrada ayuda a controlar tu peso y tener mejor salud en general. Llevando este estilo de vida, será más fácil prestar atención y controlar tu peso, algo que es importante para tu salud (el sobrepeso u obesidad se ha relacionado con el aumento de su riesgo de cáncer de mama).

Si estás en riesgo, considera tomar medicación preventiva

Si estás considerada como persona de alto riesgo de padecerlo, habla con tu médico acerca de los diferentes tratamientos preventivos que puede ser adecuados para ti. Hay varios medicamentos que se dirigen a hormonas específicas y bloquean algunos de los efectos de las hormonas sobre las células y su relación con el aumento del riesgo de cáncer. Actuando sobre hormonas específicas se ha demostrado que se puede disminuir la probabilidad de cáncer de mama en algunos pacientes. Por supuesto, todo depende de su riesgo y otros factores relacionados con la salud, pero es importante tenerlo en cuenta.

Dejar de fumar

Fumar siempre se asocia con el cáncer de pulmón, y con razón. Pero lo que es posible que no tengamos en cuenta es cuánto aumenta el riesgo de muchos otros tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de mama. Hay más de 70 carcinógenos conocidos en los cigarrillos, por lo que no fumar  (y vivir en un hogar libre de humo) elimina la exposición a esas toxinas innecesarias, y muy dañinas. Si quieres dejar de fumar o has tenido problemas para dejar de fumar en el pasado, hay una gran cantidad de grupos de apoyo, herramientas, consejos y pautas para ayudarte a dejar el hábito.

María José García
Sígueme!

María José García

Diplomada en Educación Física, Master IFBB en fisicoculturismo y fitness, asesora nutricional, además de otras diplomaturas, idiomas y especializaciones, esta profesional del sector centra su trayectoria en el mundo deportivo hace más de 10 años, y cuenta con la experiencia y talento necesarios para ayudar a cualquier persona a conseguir su objetivo, como entrenadora y deportista conoce lo difícil que es lograrlo sin la ayuda de un profesional cualificado.
María José García
Sígueme!

Latest posts by María José García (see all)

Deja un comentario